Aceites Esenciales Descongestionantes

La llegada del invierno y las bajas temperaturas usualmente son sinónimo de aumento de las enfermedades respiratorias, las cuales suelen originarse por el ataque de virus y bacterias que consiguen adentrarse en nuestro sistema. Por lo general, los principales sí­ntomas asociados son: congestión nasal, tos, estornudos, picazón nasal y ocular, los que dificultan la capacidad de respirar con normalidad limitando la entrada necesaria de oxí­geno, haciéndonos sentir incómodos durante el dí­a e impidiéndonos dormir bien por la noche, perjudicando así­ nuestro bienestar.

Una opción de origen natural para hacer más llevaderas estas infecciones respiratorias es con el uso de aceites esenciales, los cuales podrán aliviar o minimizar esta congestión nasal junto a otros sí­ntomas relacionados. En virtud de ello, te los presentamos a continuación:

  • Aceite Esencial Eucalipto: Tiene un aroma refrescante y es uno de los mejores remedios para las ví­as respiratorias, pues posee propiedades expectorantes, mucolí­ticas y antimicrobianas.
  • Aceite Esencial Menta: Conocido como un tónico para las ví­as respiratorias, ya que disminuye la congestión e irritación de nariz y garganta.
  • Aceite Esencial Árbol de Té: Contiene propiedades antibióticas, antivirales e inmunoestimulantes, gracias a su aplicación se reduce la producción de moco y calma la tos.
  • Aceite Esencial Kunzea: Posee propiedades descongestivas y expectorantes. En vaporización es ideal para purificar el aire.
  • Aceite Esencial Ravintsara: Posee propiedades antiví­ricas, antimicrobianas y expectorantes. De aroma fresco, es ideal para vaporizar y refrescar una habitación.
  • Aceite Esencial Romero:  Con su aroma refrescante y propiedades expectorantes y mucolí­ticas nos puede servir para descongestionar y aliviar el dolor de cabeza causado por la sinusitis.
  • Aceite Esencial Lavanda: Es muy útil en los casos leves de resfrí­o e infecciones de garganta, pues descongestiona, desinflama y relaja.

Para beneficiarte de las propiedades de estos aceites esenciales puedes hacerlo mediante inhalación, vaporización o aplicación de forma tópica en la piel.

Finalmente, es importante también evitar las condiciones ambientales que facilitan la propagación de estos virus y bacterias, como lo son: el encierro, falta de ventilación frecuente de las habitaciones, aglomeraciones de personas, exponerse a cambios bruscos de temperatura, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba
Abrir WhatsApp
Hola, hablemos...