Feng Shui

En Medicina China, todo lo existente se puede clasificar de acuerdo a 5 arquetipos dinámicos.


Por ende, estos arquetipos, denominados 5 reinos mutantes, están presentes en el ser humano y así­ también en los espacios que habitamos.   El saber de la salud del espacio es el Feng Shui.

En los últimos años, la aromaterapia, técnica terapéutica a través de la aplicación de aceites esenciales, ha tenido un gran auge, y se ha retomado el reconocimiento de su importancia en la salud de los espacios habitables.

La aromaterapia, en su saber tan antiguo como el hombre, puede actuar a nivel fí­sico, emocional, mental y espiritual para recuperar el equilibrio.

Entonces se unen el saber de vivir en espacios saludables, y hacer armoniosos y prósperos, los espacios que habitamos.

De esta manera, la aromaterapia es un importante aliado del Feng Shui para habitar en un espacio sano.

Si bien, en algunas escuelas clásicas de feng shui no se incluye la aplicación aromática entre sus herramientas, los consultores modernos son conscientes del aporte energético de la aromaterapia.

Una aplicación comercial de esto, es la perfumerí­a que hoy reconocemos un algunas tiendas que se presentan con un aroma personalizado y caracterí­stico, o bien cuando visitamos un departamento piloto y este esta agradablemente aromatizado.

Los aromas y los olores en general, tienen influencia en nuestro estado de animo, en nuestra función mental, y en el movimiento del Qi (energí­a) en nuestro cuerpo y en los espacios.

Aplicación de la aromaterapia en los espacios:


Al aplicar la aromaterapia en los espacios, es posible de hacer en dos formas:

  • Una mas simple, de acuerdo a la funcionalidad de los espacios de la casa
  • La segunda, de acuerdo al mapa BaGua. (en este caso necesitamos un estudio previo de las coordenadas del lugar, que los profesionales en Feng Shui saben realizar.)

En este texto, revisaremos la formulación simple, aplicando la aromaterapia según los diferentes espacios de nuestra casa.

Cada espacio tiene un sentido especifico, un espí­ritu de beneficencia para el ser humano, por ejemplo:


Comedor: nutrir el cuerpo fí­sico, la mente y a través de ello el alma.


Living o sala de estar: relajamiento y espacio de intercambio, conversaciones.


Dormitorio: descanso y reparación, amor.


De acuerdo a ello, se pueden aplicar los siguientes aromas en estos ambientes:

  • Comedor: romero, albahaca, tomillo, cardamomo: abren el apetito, permiten comer sin tanta ansiedad, y metabolizar adecuadamente los alimentos digeridos.
  • Living o sala de estar: Cedro, roble, sándalo:   favorecen las relaciones equilibradas, compartir, conversar, intercambiar.
  • Cocina: cí­tricos en general, mantienen limpio el ambiente y facilitan la mejor conservación de los alimentos.
  • Habitaciones de niños o jóvenes: en forma general, lavanda que es de amplios beneficios y la manzanilla que ayuda a mantener el contacto espiritual de padres e hijos.
  • Habitaciones de pareja: para favorecer el equilibrio en las relaciones de amor o pasión: rosa, neroli, jazmí­n, sándalo.
  • Baños: eucalipto, árbol del te, limón, para mantener limpios los espacios.
  • Entrada de la casa: se recomienda el uso de canela y clavo de olor asociados, al potenciar la energí­a y realizar un filtro de energí­as más densas. También naranja dulce.
  • Escritorio, sala de lectura o estudio: menta, albahaca, limón, citronela.

Escrito por @andrea_chavez_m

Dra. Andrea Chávez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba
Abrir WhatsApp
Hola, hablemos...